Cuidar el coche en los meses de más calor

Consejos

0

La ola de calor que lleva unos días arrasando a las Islas Canarias, tiene algunos efectos negativos sobre los humanos, pero, ¿sabías que el calor también afecta negativamente en los coches?

El calor afecta negativamente al rendimiento del motor y éste pierde potencia. Además, aumenta el riesgo de averías. Para ello, es recomendable proteger el coche del sol y el calor.

A continuación te dejamos una serie de consejos para cuidar el coche y para el correcto funcionamiento del aire acondicionado durante los meses de verano:

Vigila la temperatura del motor:En frío, estará en la posición más baja, pero a los 5-10 minutos debería alcanzar la temperatura óptima (unos 90 grados). La aguja nunca debe llegar a la zona roja si no quieres quemar el motor. Si lo hace, una solución de emergencia es poner la calefacción del coche al máximo posible, ya que así liberas calor del motor y evitas un mal mayor.

Revisa los neumáticos: En verano los neumáticos alcanzan una mayor temperatura, sobre todo circulando rápido. En la entrada anterior podrás leer los consejos que damos sobre como cuidar los neumáticos en verano.

Los frenos: Al frenar, las pastillas de freno rozan contra el disco, un hecho que genera calor, especialmente en esta época cuando las temperaturas son mayores, además de complicar su refrigeración. Todo esto conlleva que los frenos se sobrecalienten, el coche frene mucho menos y se acorte la vida del líquido de frenos. Para cuidar los frenos cuando se den altas temperaturas, se aconseja utilizar marchas más cortas para pisar menos los frenos y evitar la conducción agresiva.

Aparca a la sombrita:Intenta aparcar en la sombra, sobre todo en las horas centrales del día. Ten en cuenta también los movimientos del sol, quizá en el momento de dejar el coche se quede al sol, pero al rato estará a la sombra. Siempre colócale un parasol en el parabrisas delantero (y si quieres también en el trasero).

El aire acondicionado:Asegúrate de que el sistema de refrigeración del coche está en perfecto estado. Si no funciona bien, el calor del verano hará que el motor se recaliente mucho más fácilmente. Es más eficaz, más ecológico y menos agresivo para el sistema arrancar e iniciar la marcha con las ventanillas abiertas y conectarlo algo más tarde, cuando la temperatura interior se iguale con la del exterior. Conviene, además, que no pase mucho tiempo parado.

Vigilar el filtro de aire:Se encarga de detener las impurezas y el polen antes de que el aire pase de la calle hacia el habitáculo. Con el paso del tiempo acumula polvo, polen, bacterias y otros residuos, de ahí que los fabricantes recomienden cambiarlo al menos una vez al año o cada 15.000 kilómetros, o incluso antes si sueles circular por terrenos sucios.

Fuente: http://bit.ly/1zuJKID

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies. Política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies