El primer motor de automóvil

Como surgió el primer motor de combustión interna

0

Los orígenes de los motores son muy remotos. Especialmente si se consideran los inicios de algunos elementos que constituyen los motores y que son imprescindibles. Sabemos que hoy en día, los motores están evolucionando hacia otras energías alternativas como los híbridos, eléctricos y el aprovechamiento de la energía solar.
Pero hoy queremos hacer un poco de historia del motor que tienen la mayoría de los coches y que funcionan por combustión interna o “a explosión” como también se le conoce. La máquina de vapor será el punto de partida, aunque su funcionamiento era justo el contrario: combustión externa. Este mecanismo fue el que como dio lugar a la combustión interna que se da por la mezcla de aire con el combustible.
El primer motor data de 1860 inventado por Etienne Lenoir, ingeniero belga. A pesar de la novedad del momento, este propulsor solo podía utilizar el 3% de la energía que se producía. En 1876, Niklaus Otto (Alemania) crearía una máquina que se encendía por chispa externa y accionamiento por pistones alternativos, pero debido a su excesivo tamaño no podía utilizarse en vehículos. Patentado como “motor Otto”, pero pasó a la historia y conocido por todos como “motor de gasolina”. Hubo que esperar unos años más, en 1885 para poder hablar de un motor de automóvil. Wilhelm Maybach (Alemania) sería el ingeniero que pondría un motor a una bicicleta: había nacido la historia de la moto.
Karl Benz (Alemania) en 1886 consigue la patente para desarrollar el primer vehículo a motor. Tenía tres ruedas, chasis tubular impulsado por motor monocilíndrico, ubicado en posición horizontal de 954 m3y una potencia de 2/3 CV a 250 rpm. Este triciclo daría paso ya al automóvil de cuatro ruedas, de propulsión y dos velocidades de transmisión. De nuevo Gottlieb Daimler (Alemania) sería el que constara en la historia del automóvil.
A partir de aquí se fueron sucediendo mejoras para que se propulsara el vehículo a mayor velocidad y más potencia; también se creó la variante de propulsores de autoignición que son los conocidos “motores diesel”, nombre que se debe a su propio autor, Rudolf Diesel.
En la era moderna, la evolución del motor va rumbo a solucionar los problemas ecológicos que sufre nuestro planeta. Se siguen buscando alternativas al petróleo, que de nuevo compitan con los motores de combustión interna con las mismas características de velocidad, potencia, rentabilidad y ahora con la variante de ser respetuoso con el medioambiente.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies. Política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies